Ser o no ser… nadie presta atención.

Pese a que esta basado en la frase del amigo Shakespeare, no es ni lo mínimo de profundo que pudo llegar a ser el en Hamlet. Pero antes de que empiece a divagar en un tema que no tiene nada que ver o en otro que no tiene ni mierda que ver directamente, pasemos a lo que voy…


Las personas a tu alrededor, muchas veces, en vez de felicitarnos por los logros, las acciones o las poca virtudes que podemos llegar a tener, prefieren dar a notar lo que no hemos hecho, lo que no logramos o lo que no somos.

En vez de mirar las cosas buenas que uno puede llegar a tener, prefieren destacar aquellas que nos faltan.


Recuerdo que, MI profesor de voley [‘mi’ con letras en mayúscula por que fue y es una persona muy importante en mi vida] solía contarnos relatos o fabulas o lo que fuesen con esas moralejas profundas, no recuerdo bien como era o de quien era [y no tengo las ganas de buscarla], pero decía algo así…


“Las personas van por la vida en una hilera, uno detrás del otro, cargando con dos canastas. Una canasta la llevan delante, y dentro de ella todas sus virtudes y buenas acciones. Y la otra colgada detrás, donde cargan todos sus defectos y maldades”


Seguramente no era eso exactamente, pero creo que quedo claro. Porque si así caminamos mirando solamente nuestras virtudes y los defectos de los otros.
Suena horrible, pero en verdad lo hacemos. O justificamos algunas cosas que nos pasan sobre lo que le pasa a otro.


Cosas muy solucionables, si no tomamos en cuenta la naturaleza humana, pues el prestar un mínimo de atención nos valdría, y claro el tener la humildad de decirlo [Siendo argentina la palabra humilde me suena raro, pero es que soy taaaan humilde (H)].



Prestar atención nos cuesta a todos… ¿por han de sufrir los que queremos por eso?


Luzbel

1 Asistencias:

  • Adrien A. Wolfstrong | 23 de diciembre de 2008, 15:06

    A veces, es comun que seamos asi de mordaces de solo ver los defectos de otros, para no tener que fijarnos en los propios. Y es que es mucho más dificil aceptar nuestros propios defectos que las virtudes de los demás.

    No, me arrepiento. Creo que, desde nuestra perspectiva, es sencillo mirar a otra persona y verlos ensimismado en su "perfección", [muchas veces miro a los demás y me pregunto por que mi vida es una mierda y las de otros tan sencilla o como pueden hacer las cosas tan bien y yo tan mal]. Asi que intentamos hacerlos parecer un poco más "mortales" señalando que no pueden ser perfectos, si también tienen defectos.

    Es algo propio del ser humano me imagino, como el hecho de que no podemos ser felices sin recordar algo triste [somos masoquistas, es algo que aprendi hace mucho o.o] y que no importa cuanto queramos a algo, siempre hacemos algo que hara sufrir a esa persona.

    Si, me declaro un "ser humano estupido" (XD)

    apachos belen
    Javi.